Ofelia Pinto, agricultora de la huerta del Jardín Botánico de Bogotá, nos comparte un consejo para ahuyentar plagas como babosas o chizas en los cultivos.

¿De qué se trata?

La cal agrícola con frecuencia es empleada para repeler plagas que puedan arruinar los cultivos y también resulta muy útil para mejorar la calidad del suelo. Sin embargo, si no cuentas con este producto, lo puedes reemplazar por ceniza de leña, pero debes asegurarte de que sea de madera sin tratamiento y sin restos de plástico.

¿Cómo utilizarla?

Ya sea la cal o las cenizas, lo que debes hacer es espolvorear alrededor del cultivo creando un marco que evitará que babosas, caracoles y otras especies se acerquen.

El bordeo con cal o ceniza se puede utilizar en cualquier tipo de cultivo
155 visitas
0

Comunicaciones Jardín Botánico de Bogotá