En agricultura urbana se usa la energía solar como alternativa para aplicar técnicas de secado en hojas de plantas, tallos, raíces o frutas, con el fin de conservar los tejidos y sus propiedades nutricionales, medicinales o aromáticas, en condiciones adecuadas de sanidad e inocuidad para su aprovechamiento en el autoconsumo o comercialización a pequeña escala.

El proceso de deshidratación consiste en extraer total o parcialmente el contenido de agua de los productos frescos. Puede hacerse por medio de aire, calor, vapor o vacío. Este proceso puede ser natural utilizando aire libre o artificial cuando interviene algún tipo de tecnología para cambiar las condiciones del aire.

La medida del agua en el aire está dada por la humedad relativa, es decir, la cantidad de agua es capaz de retener el aire. Con el secado artificial se busca cambiar las condiciones del aire ambiente para que posea capacidad de secado. El método más usado para disminuir esta humedad relativa es calentar el aire. Se utilizan diferentes fuentes de energía para lograrlo, entre las formas tradicionales se pueden mencionar la quema de algún combustible o el empleo de calentadores eléctricos. Y cuando se utilizan fuentes no tradicionales o alternativas se habla de secado solar.

 

Se puede secar con energía solar de tres formas:

1.Secador solar directo: por exposición directa al sol sobre placas o superficies pintadas de negro, tiene la desventaja desde el punto de vista de la higiene del producto que puede ser atacado por insectos y pérdida de algunas sustancias como en el caso de aceites esenciales.

2.Secado solar por exposición: a través de cubierta transparente (vidrio o polietileno), mejora las condiciones de higiene, pero el producto se mancha, puede perder una parte importante de sus propiedades por elevación muy rápida de la temperatura.

3.Secado solar indirecto: se realiza en una cámara exponiendo el producto a una corriente de aire con una temperatura menor a 50 grados centígrados. En estas condiciones los productos conservan la mayoría de sus vitaminas y elementos nutritivos.

Para capturar la energía proveniente del sol (radiación térmica) se aprovecha el calor que se transmite a través del vacío o atravesando materiales transparentes (vidrio, acrílico, plástico) con colectores, que se hacen con materiales que tienen la capacidad de absorber esta energía.

 

Fuente: Agricultura_urbana2010.pdf (jbb.gov.co)

 

 

 

 

 

Administradora Bogotá mi Huerta
Author: Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!

191 visitas
0

Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!