El uso de plantas medicinales se remonta a la antigüedad, nuestros ancestros las usaban para prevenir enfermedades, aliviar dolores, incrementar energía o simplemente para relajarse. La naturaleza nos brinda remedios para la presión arterial, diabetes, insomnio, dolores en el cuerpo, entre muchos otros. Los principios activos de las plantas medicinales se presentan en toda la planta, sin embargo, la forma de preparación puede incidir en su provecho.Te compartimos diferentes maneras de preparación:

1. Cocimiento o decocción: la planta (hojas, flores, semillas, corteza, raíz, partes duras de la planta) se hierve con suficiente agua en una olla tapada durante quince minutos (15) y luego se cuela. El recipiente puede ser de barro, acero inoxidable, cristal o porcelana.

2. Infusión: a una taza de agua hirviendo se agrega la porción de la planta a utilizar poner a fuego lento dejándola reposar por tres (3) minutos.

3. Maceración:a una botella de vidrio oscuro con aguardiente, vino, aceite o agua se adiciona la planta picada. La mezcla se agita cada ocho (8) días y se deja durante veinte (20) días.

4. Polvo o harina: se plantean dos métodos, el primero es dejar secar las hojas y las flores durante ocho (8) días al viento o los frutos, tallos y raíces durante quince (15) días al sol. Posteriormente se pican, se muelen o se pulverizan en un mortero. Este polvo se lleva a un frasco de vidrio oscuro de boca ancha y se rotula.

5. Jarabe: en una olla se agrega una cucharada de la planta molida o machacada por una taza de agua. Se deja hervir por veinte (20) minutos y se cuela. Luego se agrega azúcar ó panela raspada hasta que tenga un aspecto viscoso, dejando hervir por quince (15) minutos más.

6. Tintura: cualquier parte de la planta previamente picada se macera en aceite vegetal, vino, glicerina o alcohol según el caso, se utiliza una botella oscura. La mezcla se agita cada ocho (8) días y se deja durante un mes. Posteriormente se cuela y se envasa en frascos marcado con la fecha de elaboración. Puede conservarse durante un año.

7. Pomada: a cuatro cucharadas de vaselina o lanolina se agrega media cucharada de la planta molida o machacada. Posteriormente, se deja hervir por quince (15) minutos, se cuela y finalmente se envasa y se rotula.

8. Cataplasma o emplasto: se machaca la planta en un mortero, se agrega media taza de agua, se deja calentar y se aplica mediante un paño o gasa limpia sobre la parte afectada (golpe, hematoma, absceso).

9. Baño: se prepara el cocimiento de un litro de agua con la planta curativa, posteriormente se agrega agua fría hasta obtener una temperatura tibia. Se usa en el baño diario.}

10. Gargarismos y buches: se prepara un cocimiento con la planta, para luego dejarlo reposar y finalmente hacer gárgaras o buches tres (3) veces al día.

No natural no siempre significa seguro, al igual que con los medicamentos es importante documentarnos antes de consumir. Todo puede tener una contraindicación.

¿Cómo preparar de manera correcta las plantas medicinales?

  • Lavarse muy bien las manos antes de proceder a elaborar las preparaciones o tocar los ingredientes.
  • Lavar cuidadosamente los utensilios a utilizar y tener el lugar de preparación limpio.
  • Esterilizar los frascos en los que se van a envasar las preparaciones.
  • Almacenar las preparaciones o ingredientes en un lugar fresco, libre de humedad y en el que no llegue directamente el sol.
  • Las preparaciones envasadas se deben rotular con nombre, fecha de preparación, caducidad, forma de uso y dosis.

Fuente: Agricultura_urbana2010.pdf (jbb.gov.co)

Administradora Bogotá mi Huerta
Author: Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!

62 visitas
0

Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!