• La capital del país realizó dos eventos donde los campesinos y campesinas fueron protagonistas.
  • El 1 y 2 de junio, la Plaza de Bolívar se vistió de los colores del campo durante el Gran Mercado Campesino, que contó con 300 productores del país.
  • El fin de semana, en la celebración de los dos años de los Mercados Campesinos Agroecológicos “Bogotá es mi Huerta”, 30 huerteros, productores y emprendedores locales ofrecieron alimentos a precios justos y sin intermediarios.
  • Varios agricultores urbanos que reciben asesoría e insumos del Jardín Botánico de Bogotá (JBB), participaron en ambas actividades.

Los Mercados Campesinos marcaron la parada en Bogotá durante toda una semana.

Con un cielo pintado de azul profundo, el Sol picante y redondo en todo su esplendor y pocas nubes que parecían pequeños copos de nieve. Así lucieron las mañanas y tardes bogotanas de los últimos días de la semana pasada.

El aspecto veraniego fue atípico para una época más bien lluviosa y paramosa. Pareciera que desde el más allá, los muiscas, primeros habitantes de la sabana de Bogotá, les hubieran pedido a sus dioses que no mandaran agua.

El clima caluroso de la capital del país fue ideal para el primer homenaje que le tenía preparado la Alcaldía de Bogotá a la comunidad campesina, un evento realizado el 1 y 2 de junio en la icónica Plaza de Bolívar.

El Gran Mercado Campesino se realizó en la Plaza de Bolívar. Foto: Alcaldía de Bogotá.

Se trataba del Gran Mercado Campesino “Bogotá: corazón que une al campo”, una iniciativa liderada por la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico que busca lograr acuerdos comerciales que contribuyan a mejorar las condiciones de negociación de los campesinos.

La Plaza de Bolívar se pintó con los colores del campo durante estos dos días, jueves y viernes que contaron con la presencia de más 300 productores provenientes de la zona urbana y rural de la ciudad y los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Meta, Tolima y Huila. 

Según la Secretaría de Desarrollo Económico, el 63% de los participantes fueron de la región metropolitana y el 60% mujeres. Los jóvenes y las comunidades étnicas también tuvieron una alta representatividad.

Los colores del campo se tomaron la Plaza de Bolívar. Foto: Alcaldía de Bogotá.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, informó que el Gran Mercado Campesino generó 400 millones en ventas directas y sin intermediarios a los productores. “La rueda de negocios entre organizaciones de pequeños productores y grandes compradores privados y públicos generó expectativas de negocios por $1.500 millones mensuales y se lanzó la Mercatón Campesina en Casa”.

Este evento coincidió con la celebración del Día Nacional del Campesino, fecha que se conmemora el 2 de junio. Por eso, además de poder vender sus productos, la comunidad campesina disfrutó de las muestras culturales y folclóricas de varios grupos musicales y artísticos.

El Jardín Botánico de Bogotá (JBB) hizo presencia en el Gran Mercado Campesino con varios ciudadanos que hacen parte del programa de agricultura urbana. Los esposos Luis y Ligia Sanabria vendieron las hortalizas que siembran en su huerta en la localidad de Bosa.

Varios huerteros que reciben asesoría del JBB participaron en el Gran Mercado Campesino.

“Nos fue muy bien y vendimos casi toda la mercancía libre de químicos que llevamos a la Plaza de Bolívar. Los Mercados Campesinos se han convertido en la principal ventana para poder comercializar nuestras hortalizas y plantas”.

También participaron las mujeres de las huertas Marsella (Kennedy) y CDC Lourdes (Santa Fe); Guillermo Montoya con sus antipastos, ceviches y patés; Juan Calderón con sus jaleas naturales; y Martha Orobajó, descendiente muisca que siembra sus hortalizas en varias huertas de Bosa.

El Gran Mercado Campesino también contó con la participación de varios chefs que realizaron diferentes recetas con alimentos autóctonos de las regiones y talleres dirigidos a sensibilizar a los bogotanos sobre la seguridad alimentaria y nutricional.

Los Mercados Campesinos se han convertido en una de las principales ventanas para los huerteros de la ciudad.

Dos años de “Bogotá es mi Huerta”

El sábado 3 y domingo 4 de junio, el Jardín Botánico realizó la versión número 21 de los Mercados Campesinos Agroecológicos “Bogotá es mi Huerta”, iniciativa que cuenta con el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico.

La plazoleta exterior de la entidad se convirtió en una fiesta campesina y agroecológica durante todo el fin de semana. Y no era para menos, ya que estos Mercados Campesinos cumplían su segundo año con resultados muy exitosos.

“Estamos contentos de cumplir dos años acompañando a nuestra comunidad agroecológica con asistencia técnica, fortalecimiento de sus huertas y entrega de insumos, semillas y material para que puedan ofertar sus productos de manera abierta y gratuita en nuestras instalaciones”, dijo Martha Liliana Perdomo, directora del JBB.

El Jardín Botánico celebró los dos años de los Mercados Campesinos Agroecológicos.

En los dos años de estos Mercados Campesinos Agroecológicos participaron 30 agricultores urbanos, productores, emprendedores locales y varias de las emprendedoras que hicieron parte del programa “Mujeres que Reverdecen”.

15 huerteras y huerteros vendieron las verduras, frutas, hortalizas, aromáticas y condimentarias que siembran en sus huertas, mientras que los productores y emprendedores ofrecieron jaleas, amasijos, aceites, bálsamos, vinagretas y otros productos procesados.

Con una gran torta, el Jardín Botánico celebró los dos años de estos mercados el pasado sábado, día en el que también se realizó un taller de compostaje casero por parte de Víctor Arévalo, un huertero que elabora abonos orgánicos en su casa, ubicada en la localidad de Los Mártires.

Luz Villamil, huertera de Fontibón, llevó varios del productos que siembra en su huerta.

El domingo, los bailes, muestras culturas y música colombiana fueron los protagonistas. La primera actividad estuvo a cargo de más de 50 estudiantes del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

Los jóvenes rindieron un homenaje a los platos típicos, cultivos y danzas de las cinco regiones de Colombia: Caribe, Pacífico, Amazonia, Orinoquia y Andina. Durante su presentación estuvieron divididos en grupos y bailaron bambuco, mapalé, puya y joropo.

Estudiantes del SENA hicieron varias muestras culturales.

Más de 20 adultas mayores de la Fundación Artística Recreodeportiva Nuevo Amanecer (Farna) deleitaron a los visitantes con bailes de la región Andina; y Valeria Fierro, candidata de Bogotá al Reinado Nacional del Bambuco, mostró su talento y conversó con los productos.

“En este mercado también quisimos celebrar el Día Nacional del Campesino atendiendo a nuestros productores. Estudiantes del centro de talento urbano del SENA les arreglaron las uñas, hicieron peinados y chequearon su salud durante los dos días”, dijo Suyapa Barón, profesional del JBB encargada de los Mercados Campesinos Agroecológicos.

Lolita Salazar, quien elabora chimichurris y pestos con las plantas que siembra en la huerta que tiene en su casa, ubicada en la localidad de San Cristóbal, quedó muy contenta con el homenaje del JBB a la comunidad campesina.

Lolita Salazar es una de las huerteras que no se pierde los Mercados Campesinos.

“Bailé y canté mucho en los dos días del mercado, evento al que asisto sin falla el primer fin de semana de cada mes. El JBB me ha ayudado mucho a mejorar mi huerta y siempre me llama para que venda mis chimichurris, pestos y ajíes en este evento; también me arreglaron las uñas”.

María Elsy Rivas y Dannis Sequeira, habitantes de Bosa que durante el programa “Mujeres que Reverdecen” crearon un emprendimiento de aceites, pomadas y jabones con plantas medicinales, también celebraron el Día del Campesino.

“Estamos muy contentas con Rosemary Herbal Orgánica, un emprendimiento que nació de la asesoría y apoyo del JBB. Hemos crecido mucho: con recursos del Fondo Emprender compramos un deshidratador y destilador y ya estamos trabajando para montar un local”.

Las «Mujeres que Reverdecen» son protagonistas de los Mercados Campesinos Agroecológicos.

Las vinagretas de Soley Durán, productos que elabora con plantas de las huertas de Ciudad Bolívar como amaranto, cilantro, perejil, menta y cidrón, también están entre los emprendimientos de las “Mujeres que Reverdecen” que más han crecido.

“Nunca pensé que podría vivir de la venta de estos productos. Pero con el apoyo del JBB, que me invita a los Mercados Campesinos y a cursos como el que hice con el Colegio de Estudios Superiores de Administración (CESA), ahora lo estoy haciendo. Me siento demasiado feliz”.

Gladys Zúñiga les rindió un homenaje a los campesinos con este hermoso traje.

Otros huerteros que celebraron los dos años de los Mercados Agroecológicos del JBB fueron Luz Villamil (Fontibón), Fernando Serna (Barrios Unidos), Gladys Zúñiga (especias condimentarias con plantas de la huerta); Martha Orobajó (Bosa), Luis y Ligia Sanabria (Bosa), Alejandra Zamora (Ciudad Bolívar), Saray Frías (Mujeres que Reverdece de Ciudad Bolívar) y Víctor Arévalo (Los Mártires).

“Estamos muy agradecidos por todo el apoyo que nos ha dado el Jardín Botánico en estos dos años de los Mercados Campesinos Agroecológicos, donde además de vender nuestros productos hacemos contactos que nos permiten crecer como emprendedores”.

Las vinagretas de Soley Durán se venden muy bien en los Mercados Campesinos.

Los mercados en cifras

En los últimos dos años el Jardín Botánico ha realizado 21 jornadas de los Mercados Campesinos Agroecológicos “Bogotá es mi Huerta”, encuentros con el campo donde han participado más de 720 huerteros y productores.

Entre 2021 y lo corrido de 2023, estos mercados han generado ventas por cerca de 348 millones de pesos por la venta de productos agrícolas y urbanos, con un volumen de 18.700 kilos en alimentos comercializados.

Grupos de adulto mayor de Suba deleitaron a los visitantes con bailes típicos.

 Según la entidad, en Bogotá existen actualmente 82 huertas que comercializan productos frescos y de excelente calidad provenientes de la agricultura urbana y periurbana.

Cerca de 200 emprendimientos por parte de beneficiarias del programa “Mujeres que Reverdecen” se han activado a la fecha, madres cabeza de hogar, mujeres cuidadoras y víctimas de diferentes formas de violencia que ahora tienen una mejor calidad de vida.

“Bogotá sigue reverdeciendo con las manos de mujeres y hombres que han hecho de los Mercados Campesinos Agroecológicos un modelo digno de sostener y replicar en otros lugares del país”, puntualizó la directora del JBB.

Los Mercados Campesinos Agroecológicos del JBB cumplen dos años de vida.

Jhon Barros
Author: Jhon Barros

524 visitas
0

Jardín Botánico de Bogotá