Desde la antigüedad las plazas de mercado han sido punto de encuentro entre comerciantes y compradores y, más allá de la venta que es su esencia, son un espacio que conserva la identidad y la memoria cultural alimentaria ancestral entre vecinos, amigos y familiares, donde se intercambian tradiciones y se garantiza la seguridad alimentaria.
Por eso no fue extraño cuando la Red de Agricultores Urbanos de Tunjuelito seleccionó la Plaza de San Carlos (calle 51 sur # 19b-26) para realizar el día 4 de junio el mercado campesino «Volvamos a la plaza, Volvamos al Canasto» que contó con:

  • Quince (15) módulos de emprendimiento con productos y transformados de las huertas de la localidad, donde pudieron comercializar sus productos.

Al final de la jornada, los comerciantes y los administradores quedaron satisfechos y llenos de felicidad, de ver la gran participación que hubo, ya que normalmente la concurrencia en la plaza no es muy alta.

Después del intercambio y venta de hortalizas y legumbres, se replantaron 17 árboles, en el Canal San Vicente de Barrio Nuevo Muzú. Desde 2015, los habitantes de esta zona no participaban en una jornada donde la tierra los conectó con la esencia, los integró con las otras personas que habitan el territorio y donde se fortalecieron liderazgos como el de Wilson Quiroga de la Huerta Chiiza IE quien además de su labor de agricultor urbano se enfoca en el cuidado y mantenimiento del arbolado de su zona.

La Red de Tunjuelito sigue generando más espacios de integración y conocimiento en torno a todos los procesos alrededor de la agricultura urbana y una de sus mayores inquietudes y es diseñar estrategias para generar mayor sentido de pertenencia y atraer nuevas personas a este proyecto enfocado hacia la soberanía y seguridad alimentaria y a la formación de tejido social.

Por ejemplo, en el mes de octubre con la Huerta Dulce Halloween compartieron dulces con ingredientes de sus cosechas en compañía de la empresa General Motors Colmotores y el Colegio Cooperativo Nuevo Muzú en la Maloca de Huerta Chiiza IE, también avistaron aves en el Canal San Vicente, donde observaron 21 especies nativas y migratorias. Finalmente, premiaron a cuatro niños por sus disfraces ecológicos.

Los agricultores y las agricultoras urbanas de Bogotá marcan la diferencia en su liderazgo y en sus propuestas.

Etiquetas:

 

Administradora Bogotá mi Huerta
Author: Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!

587 visitas
0

Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!