• Este plan piloto fue propuesto por la OEI y el Jardín Botánico en la localidad Rafael Uribe Uribe.
  • Los resultados del Plan serán replicados en el fortalecimiento de 19 redes distritales.

Desde el primer trimestre del 2020, La OEI y el Jardín Botánico José Celestino Mutis ejecutaron un plan piloto en la localidad Rafael Uribe Uribe con el fin de identificar espacios de organización social susceptibles de ser reconocidos y/o fortalecidos, con el objetivo de desarrollar con ellos estrategias que se perfilen como ejemplo a seguir en las 19 localidades urbanas del Distrito Capital.

En la metodología planteada se realizó el ejercicio de caracterización que permitió reconocer la presencia de agricultores urbanos en la localidad y el potencial de los procesos comunitarios para aunar esfuerzos en su apoyo. En este contexto, el trabajo de campo identificó a la “Red de Procesos Agroecologicos de Rafael Uribe Uribe”, organización comunitaria desarrollada con el objetivo de unir a los agricultores urbanos de la comunidad en torno a los aprendizajes de la practica en la localidad.

Al identificar y establecer este espacio como susceptible de ser evaluado en el curso de la prueba piloto, se empezó a caracterizar el trabajo previo del mismo y su relación con la institucionalidad. En este ejercicio, se evidenció que no obstante contactos y asesoría previa del Jardín Botánico, existía una “desconexión”, agravada por el confinamiento decretado por las medidas de contención de la pandemia Covid-19.

Frente al reconocimiento de los efectos de la pandemia, se desarrolló una metodología replicable para crear, reconocer y fortalecer redes de agricultores urbanos en Bogotá y, de manera paralela, efectuar un re-conocimiento de la organización social identificada en la localidad de Rafael Uribe por parte de la institucionalidad con el fin de identificar los factores de la desconexión señalada. Las reuniones entre las organizaciones sociales y el Jardín Botánico permitieron aclarar aspectos que propiciaron las dificultades de comunicación y se definieron pautas para identificar las demandas ciudadanas frente a la oferta institucional y la importancia del reconocimiento de la autonomía y la evolución de los procesos de agricultura urbana en el Distrito. En la Huerta Asochircales se planteó la necesidad de ejecutar diálogos con aprendizajes de doble vía entre las organizaciones y la institucionalidad.

En el árbol de expectativas se plantearon:

  • La importancia de la educación ambiental en niños.
  • La ocupación de personas mayores a las que se les retribuya esta práctica como una terapia.
  • La legalización y reconocimiento de las redes existentes.
  • Las perspectivas de producción sistematizada.
  • Las herramientas de participación en formulación de proyectos con recursos públicos.
  • Los incentivos de mayor sentido de pertenencia.
  • La tecnificación del compost.
  • La fomentación de la fitomedicina, entre otros.

Adicionalmente, dentro de los temas propuestos, se tuvo en cuenta la posibilidad de hacer una siembra escalonada, trabajar en la lombricultura, crear circuitos de comercio, ser operadores directos de proyectos, hacer ferias de emprendimientos, generar trueque de especies, intercambiar saberes nacionales e internacionales, convertir a la localidad en un centro turístico, abrirse a la posibilidad de tener energías renovables, consensuar precios y reconocer los saberes ancestrales.

Estas actividades son de vital importancia, por cuanto la recopilación de las ideas y propuestas de los agricultores urbanos, el establecimiento de canales de diálogo, y la posibilidad de realizar evaluaciones contribuye a tener una estimación más acertada sobre las necesidades de los huerteros/as, pudiendo asi efectuar las priorizaciones presupuestales de planeación por parte de la institucionalidad.

Finalmente, veinte huerteros/as representantes de la Red de Procesos Agroecológicos de Rafael Uribe Uribe, visitaron el Jardín Botánico José Celestino Mutis, para participar en la reunión final de este componente con la directora del Jardín Botánico, Martha Perdomo, Mariella Barragán, asesora de la dirección y gerente de proyectos de la OEI, y el personal técnico y profesional del Jardín Botánico para presentar los resultados de los encuentros.

Primer encuentro el día 4 de octubre. Juan González y Alicia Gómez de la red de agricultura urbana. Alexander Tenjo de la Asociación Comunitaria para el Desarrollo Integral de Chircales y Milton Moreno, de la red de Agricultura Urbana Consejo de Planeación Local por las organizaciones ambientales.

Segundo encuentro el día 23 de octubre. Presentación de propuestas en el árbol de expectativas.

 

Tercer encuentro el día 27 de octubre. Con la directora del Jardín Botánico, Martha Perdomo y con Mariella Barragán, Asesora Dirección Gerente Proyectos de la OEI.

María Ortiz, huerta La Chuma

Milton Moreno, red agroecológica Rafael Uribe.

Mónica Jojoa, huerta Mi Bendición y Santa Bárbara.

Víctor Aperador, huerta educativa La Esperanza.

Administradora Bogotá mi Huerta
Author: Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!

206 visitas
0

Administradora Bogotá mi Huerta

¿Ya participaste en el Foro? ¡Te esperamos!