• Más de 940 adultos mayores de estas localidades de la ciudad recibieron el curso básico de agricultura urbana del Jardín Botánico de Bogotá (JBB).
  • Al finalizar las capacitaciones, los profesionales de la entidad les entregaron varias plántulas y un cojín de tierra abonada para que siembren en sus casas, una estrategia llamada huertas semilla.
  • El Centro Día Tierra de Saberes, sitio de la Secretaría de Integración Social donde asisten estos ciudadanos, también contará con una huerta comunitaria y un jardín de suculentas.
Huertas de Teusaquillo

Más de 940 adultos mayores del Centro Día Tierra de Saberes montarán sus huertas caseras.

Bajo la luz tenue de la luna y una densa neblina que cubre todo el lugar, decenas de ciudadanos vestidos con sudaderas, algunos acompañados por sus perros, llegan al desolado parque Brasil para cumplir su cita diaria con el deporte.

Cuando el sol despunta sus primeros rayos y el frío de la madrugada se desvanece, la magia de la biodiversidad deleita los ojos de los deportistas mientras caminan o trotan por los recovecos enladrillados de este sitio de la localidad de Teusaquillo.

Te puede interesar: La Amistad: una huerta de Rafael Uribe Uribe que nació durante la pandemia

En los más de 100 árboles del parque, de especies como sangregado, caucho sabanero, chicalá amarillo, urapán, cerezo, cedro y nogal, aparecen aves de todas las formas y colores que forman una sinfonía con su canto.

Hacia las nueve de la mañana, varios buses se parquean cerca de una imponente casa colonial y esquinera de dos pisos ubicada al frente de este sitio arbolado del barrio Magdalena. Los conductores comienzan a pitar para anunciar su llegada.

Huertas de Teusaquillo

Cientos de adultos mayores hacen ejercicio y actividades culturales en el Centro Día Tierra de Saberes.

Una celadora risueña se encarga de abrir la puerta enrejada de la vivienda. Algunas personas uniformadas con chaquetas de color rojo y blanco salen de la edificación y se dirigen hacia los buses para recibir a los visitantes.

Los trabajadores se ubican en las puertas de los vehículos y extienden sus manos para ayudarles a bajar a cientos de adultos mayores de las localidades de Teusaquillo y Barrios Unidos que reciben talleres y actividades lúdicas en la antigua casona.

Te puede interesar: Una amistad huertera en el barrio Ciudad Berna

En este lugar funciona una de las 22 unidades operativas Centros Día de la Secretaría Distrital de Integración Social, donde más de 23.300 personas mayores de 60 años acceden a espacios de bienestar y reciben apoyo nutricional y acompañamiento interdisciplinario.

Los adultos mayores ingresan en fila india a este Centro Día, llamado Tierra de Saberes, para hacer actividades deportivas, recreativas y culturales durante varias horas. En las paredes del lugar están exhibidos varios de sus trabajos artísticos, como dibujos, manualidades y murales.

Huertas de Teusaquillo

Los bailes y ejercicios son protagonistas en el Centro Día Tierra de Saberes.

Mientras unos ejercitan sus cuerpos a través de danzas y estiramientos liderados por profesionales en un gran salón y en la cancha de baloncesto, otros son pesados y medidos por los expertos de la Secretaría de Integración Social.

En todas las actividades, el compañerismo y la alegría son los protagonistas. En este Centro Día, los ciudadanos se mantienen activos y han desarrollado fuertes lazos de amistad con sus compañeros y profesores.

Volver a sus raíces

Más de 940 adultos mayores de Teusaquillo y Barrios Unidos asisten al Centro Día Tierra de Saberes. Unos van en las mañanas, otros en las tardes y en promedio lo visitan dos veces a la semana.

La mayoría de estos adultos mayores nacieron y se criaron en el campo, por lo cual siempre han soñado con volver a sus raíces campesinas a través de la siembra y cosecha de diversas hortalizas y plantas medicinales.

Huertas de Teusaquillo

Las directivas del Centro Día intentaron montar un muro verde con lechugas.

Por eso, las directivas decidieron montar un muro verde en una de las paredes que rodean la cancha de baloncesto donde los adultos mayores realizan los ejercicios. En más de 120 botellas plásticas sembraron semillas de hortalizas y las colgaron en forma vertical.

Sin embargo, el muro no reverdeció y las semillas de lechugas no germinaron. Ante esto, a mediados de agosto de este año, la referente del programa de redes colaborativas de la Secretaría de Integración Social se comunicó con el Jardín Botánico de Bogotá (JBB).

Te puede interesar: El amor profundo por las plantas que nació en el humedal Córdoba

“Evidenciamos que el muro tenía muchos problemas porque fue construido sin un acompañamiento técnico. Por ejemplo, no funcionó por no contar con una profundidad adecuada de siembra”, dijo Rodrigo Intencipa, profesional de agricultura urbana del JBB.

Intencipa se reunió con las directivas del Centro Día y les ofreció todo el paquete que conforma el proyecto de agricultura urbana y periurbana de la entidad, el cual se basa en brindar capacitación, acompañamiento técnico y fortalecimiento.

Huertas de Teusaquillo

Tierra de Saberes es un Centro Día muy interesado en la agricultura urbana.

“Llegamos a la conclusión de incluir a los más de 940 adultos mayores en esta alianza, ya que son una población con cierto grado de vulnerabilidad y les interesa mucho el tema de la agricultura”.

Durante las cuatro semanas del mes de septiembre, los adultos mayores recibieron el curso básico de agricultura urbana del JBB. Las clases fueron brindadas de lunes a sábado en dos grupos, uno en la mañana y otro en la tarde.

“Los adultos mayores reforzaron sus conocimientos agrícolas, como sembrar, trasplantar, cuidar el suelo y los tiempos de cosecha. También aprendieron los requisitos básicos para montar una huerta y controlar de una manera agroecológica las plagas”, informó el profesional del JBB.

Huertas de Teusaquillo

La mayoría de adultos mayores de este Centro Día tienen raíces campesinas.

Los ciudadanos también fueron capacitados en la transformación de los productos que dan las huertas. “Fue un curso básico muy interesante donde todos los adultos mayores participaron y preguntaron de una manera activa”.

La curiosidad fue una de las protagonistas. “Preguntaban y contaban sus historias campesinas del pasado. Todos manifestaron una gran curiosidad por la agricultura urbana agroecológica, es decir producir sin químicos y comer alimentos limpios”.

Te puede interesar: Jardín Utópico: el ‘Encanto’ del barrio La Esmeralda

Algo que le llamó mucho la atención a Intencipa fue el interés de los adultos mayores por las plantas medicinales. “Muchos dijeron que querían sembrar estas plantas en sus casas para elaborar pomadas e infusiones que les ayuden a aliviar sus enfermedades”.

El curso básico en el Centro Día fue realizado por tres profesionales del JBB: Rodrigo Intencipa y Alejandra González, encargados de Teusaquillo y Barrios Unidos; y Catalina Santos, coordinadora de agricultura urbana en varias localidades del centro de la ciudad.

Huertas de Teusaquillo

Los adultos mayores reforzaron sus conocimientos agrícolas en el curso de agricultura urbana del JBB.

Nacen las huertas semilla

Intencipa quería que los más de 940 adultos mayores aplicaran todos los conocimientos adquiridos durante el curso en sus propias casas, es decir convertir las enseñanzas sobre agricultura urbana en una realidad.

“El objetivo es que cada persona tenga una huerta casera para que le aporte a su soberanía alimentaria y salud en general. Pero como muchos no cuentan con el espacio suficiente para montar una huerta de gran porte, creamos una nueva iniciativa”.

Así nació la estrategia de las huertas semilla, la cual consiste en entregarle a cada uno de los adultos mayores un cojín de siembra con tierra abonada para que puedan sembrar seis plantas diferentes.

Huertas de Teusaquillo

Cada uno de los adultos mayores recibió un cojín con tierra abonada para poder sembrar.

“Con estas huertas semilla, los aplicados estudiantes van a tener la experiencia de sembrar y producir en sus casas. Empezarán con algo pequeño, pero el ideal es que a futuro crezca y se empiece a consolidar una huerta urbana”.

Según Intencipa, la agricultura urbana empieza como un proyecto pequeño. “Cuando las personas comienzan a sembrar, siempre se enamoran de la huerta y al poco tiempo el proceso crece. Esta estrategia busca sembrar la semilla de la agricultura urbana”.

Durante el curso básico, algunos de los ciudadanos pensaban que el montaje de una huerta requería de grandes terrenos. “Decían que necesitaban una hectárea para sembrar. Luego comprendieron que todo inicia desde lo pequeño y luego va creciendo”.

Huertas de Teusaquillo

El JBB les entregó seis tipos de hortalizas de hoja para que siembren en sus casas.

Teusaquillo y Barrios Unidos sirven como ejemplos de que la agricultura urbana nace de las pequeñas iniciativas. Varios huerteros de estas localidades empezaron a sembrar en dos materas y ahora ya cuentan con espacios consolidados.

“Hay una señora en Barrios Unidos que comenzó con una cama y ahora toda su azotea es una huerta con seis camas llenas de hortalizas. La intención de las huertas semilla es que los adultos mayores recuperen ese amor por la tierra y puedan volver a su arraigo campesino”.

Entrega masiva

Durante siete días, entre el 3 y 10 de octubre, el Jardín Botánico estuvo en el Centro Día Tierra de Saberes para hacer la entrega de los kits de las huertas semilla a los más de 940 adultos mayores.

En la cancha de baloncesto fueron ubicadas varias carpas que protegían los cojines con tierra abonada y las plantas de los rayos del sol y las fuertes lluvias que hacen presencia en la ciudad por esta época.

Huertas de Teusaquillo

Durante siete días, el JBB hizo la entrega de las más de 940 huertas semilla.

Luego de participar en sus actividades lúdicas y deportivas, los adultos mayores pasaban a la cancha para recibir su huerta semilla. Se definieron dos horarios para la entrega: uno a las nueve de la mañana y otro al mediodía.

Te puede interesar: Una mujer que mantiene vivas sus raíces campesinas en las montañas de Usaquén

“Cada huerta semilla consta de un cojín de siembra (una bolsa plástica con un diámetro de 20 centímetros y un metro de largo que está llena de 10 kilos de tierra abonada) y seis hortalizas de hoja como lechuga, acelga, mizuna, hierbabuena, menta y espinaca”.

Todo el material, es decir las más de 940 huertas semilla, fue donado por el JBB. “Varias de nuestras ‘Mujeres que reverdecen’ nos ayudaron a llenar los cojines con la tierra. En el Centro Día llevamos todo el material listo”, manifestó Intencipa.

Huertas de Teusaquillo

Los ciudadanos quedaron muy contentos con sus huertas semilla.

A estos nuevos huerteros de Teusaquillo y Barrios Unidos también les dieron varias partes de botellas plásticas para que puedan regar las hortalizas. “El cojín tiene un sistema de riego por gravedad y la parte de abajo es una matera. Por eso les dimos partes de botellas plásticas con un tamaño de 20 centímetros”.

Leyda Melo y Patricia Jiménez, dos amigas que viven hace varias décadas en el barrio Colombia de la localidad de Barrios Unidos, volvieron a conectarse con sus raíces campesinas en el curso básico de agricultura urbana.

“Desde que salimos de nuestros municipios para buscar una mejor vida en Bogotá, tuvimos que dejar atrás la siembra y el trabajo con la tierra. En este curso revivimos nuestro pasado y aprendimos muchas cosas nuevas, como hacer pomadas con las plantas medicinales y controlar las plagas”.

Huertas de Teusaquillo

Las partes de las botellas plásticas les permitirán regar las plantas del cojín.

Estas vecinas van juntas dos veces a la semana al Centro Día a hacer ejercicios y manualidades y ahora se comprometieron a sembrar las plantas en los cojines para contar con alimentos sanos. “Vamos a darles mucho amor a las lechugas y remolachas que nos dieron. Esperamos que crezcan hermosas y luego poner más cojines llenos de plantas”.

Gercy Peña, habitante del barrio Siete de Agosto, no sabía que podía sembrar en espacios reducidos. “Siempre había soñado con tener hortalizas y plantas medicinales en mi casa, pero creía que necesitaba de un terreno grande. El JBB me abrió los ojos”.

Con el cojín y las plantas que recibió, esta ciudadana va a consolidar la semilla de lo que será su primera huerta urbana. “Voy a ponerlas en un lugar adecuado, como en una mesa donde entre la luz. Les echaré agüita y mucho amor, el principal ingrediente que necesitan las plantas, y en el futuro espero que se convierta en una huerta hermosa”.

Huertas de Teusaquillo

El cojín será el abre bocas para la conformación de nuevas huertas urbanas.

Sigue el trabajo

El curso básico de agricultura urbana y las huertas semilla son tan solo el abrebocas del trabajo que realizará el Jardín Botánico en este sitio residencial de la localidad de Teusaquillo en lo que resta del año.

Según Intencipa, el paso a seguir será consolidar una huerta comunitaria dentro del Centro Día Tierra de Saberes, un espacio donde los más de 940 adultos mayores podrán sembrar, cosechar y seguir reforzando sus conocimientos agroecológicos.

“Esta huerta tendrá 12 camas de cultivo y contará con el apoyo y asesoría técnica del JBB. El ideal es que los ciudadanos sigan aprendiendo de agricultura urbana en este nuevo espacio agroecológico de Teusaquillo”.

Huertas de Teusaquillo

Todo el material de las huertas semilla fue donado por el JBB.

Las más de 940 huertas semilla de estos adultos mayores recibirán asesoría de los expertos de la entidad. “Vamos a visitar las casas de estos ciudadanos para ver cómo van sus huertas semilla y qué necesitan. Todos tienen nuestros números de celular y nos pueden llamar cuando lo necesiten”.

Te puede interesar: ¡La agricultura urbana llega a tres parroquias de Rafael Uribe Uribe!

El muro verde de este Centro Día revivirá de la mano del JBB. “Ya no será un espacio para sembrar lechugas. Con las directivas acordamos crear un jardín de suculentas, un proyecto en el que también participarán los adultos mayores”, anotó Intencipa.

Como estos nuevos huerteros están bastante interesados en aprender a hacer productos transformados con las plantas medicinales de las huertas, Intencipa ya tiene proyectado realizar otros talleres y capacitaciones.

Huertas de Teusaquillo

El JBB estará muy pendiente del avance de las huertas semilla de estos ciudadanos.

“Queremos enseñarles a hacer bálsamos y jabones con algunas de las plantas medicinales que vamos a sembrar en la huerta comunitaria. También vamos a llevarlos a todos a recorrer las instalaciones del JBB para que se sigan enamorando de la agricultura urbana”.

Te puede interesar: La huerta de Usme que mantiene vivo el espíritu de una madre enamorada de las plantas

A finales de este mes, los más de 940 adultos mayores recibirán su diploma por haber pasado el curso básico de agricultura urbana del Jardín Botánico. “Vamos a hacer una graduación muy bonita donde se irán a sus casas con un diploma que los certifica como agricultores o agricultoras urbanas”.

Huertas de Teusaquillo

El Centro Día Tierra de Saberes también contará con una huerta comunitaria.

Jhon Barros
Author: Jhon Barros

227 visitas
0

Jardín Botánico de Bogotá